lunes, 23 de marzo de 2009

LA COMERCIAL...

Mi día no ha terminado tan grisáceo como pintaba. No porque me quite esa especie de telaraña de la cabeza, sino porque antes de cerrar el chiringuito ha venido una comercial a dejarme unos catálogos junto con una oferta que mi jefe había solicitado. Claro, a todo esto mi jefe no estaba aquí en la oficina, sino que me tocó llamarle para preguntarle si se acordaba que había quedado con alguien.

"Yo????... ahora que lo dices, si creo que si...". Vaya cabeza.

Pues bien, me hace gracia porque la comercial era mujer (con el artículo ya lo estoy adelantando). Y no sé por qué, pero me recordó a una de las Koplovich, un tanto sofisticada pero a la vez de estas que si tienen que pisar cabezas las pisan. Sin contar con que no les importaría un revolcón con el jefazo con tal de mantener el puesto y por supuesto marcar territorio. No sé, seré mal pensada y todo por que la ví tan estirada... juraría que sus labios estaban retocados, sin contar los pechos (ese escote, visto desde dos escalones mas arriba -donde estaba yo-). Y es que no me habría fijado en los pechos si no fuera porque llevaba estratégicamente dos botones desabrochados (y el ángulo desde donde yo estaba, con mi camiseta de cuello alto). Me fijé bien en su cara, mujer de unos... cincuenta largos. Pestañas bien pintadas, en la mano anillos de oro, y un bolso de CH (Carolina Herrera). Claro, no se porque algunos modelos de CH o LV (Louis Vuitton) me resultan tan artificiales... será que los chinos han hecho buena imitación de los mismos que sinceramente, me parecen copias aunque fuesen originales. Pantalón de pitillo y taconazo de aguja. Caray! yo acostumbrada a los comerciales hombres que vienen traje con corbata, algunos con gomina cual Mario Conde, y carpetazo a juego.

En fin, que mi jefe se la perdió...jajaja...porque conociendole habría dicho "Esta es de las mías". Si es que.... mi jefe adora a su mujer, pero tiene ojos y sabe cuando alguna pide a gritos que se le vea. Jajajaja... de esa tengo otra historia. Pero ahora me piro chavales...hale, besotes!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero oli, que nos dejas con la intriga, para la próxima no estaria mal una foto.........je, solo para ver si es comercial o no....

Tony

Penélope dijo...

Jajaja, la comercial!
Me ha hecho gracia el título de la entrada, jajajaja!
Bueno, creo que todos nos ponemos "guapos" cuando lo que queremos es algo de los demás...
Ten en cuenta de la importancia de la apariencia, que es el pan de cada día! Sólo tienes que mirar los anuncios de la tele. Creo que un 80% están dedicados a eso, a mejorar la imagen.
Jajaja, hubiera estado bien una foto, jajajaja!


Un besito


P

stellawantstodie dijo...

el título genial!!
jajajaa


;-)

Calvarian dijo...

Así que comercial eh??? jeje
Hay que comprenderlos, viven un poco de su imagen. Si hubiera entrado allí, un tío con la cabeza afeitada (y grande), pantalón de militar y jersey prestado...Me hubieras echado a la calle por zarrapastroso jajaja
Besix

Ramón de Mielina dijo...

jajajaja lo malo no es que la tía sea "de esas"... sino que lo parezca!!! Lo mismo es una santa mujer, amante esposa y madraza, buena compañera... vale, no, no lo era. Está más que claro... ERA DE ESAS!!! :-) jajaja