lunes, 16 de marzo de 2009

BIEN Y MAL....

Dicen que las chicas buenas van al cielo y las malas a todas partes.

Definitivamente ser buena propiamente dicho no trae beneficio ninguno. Sí bueno, tener buenas amistades, caer bien a la gente, que tengan un buen concepto de tí ... esta bien, una es buena por naturaleza porque malicia mas bien poca pero al final no te salvas de pasar malos ratos.

Alguna vez he tenido ese pensamiento extraño, que por ser buena (es que hubo una epoca en la que todo el mundo me decía "eres demasiado buena") mi vida aquí sería mas bien corta. Ya sabeis, como las mariposas...son bonitas, pero viven poco. También he pensado que al ser tan buena persona entonces mi vida no esta echa para compartirla con nadie, sino que involuntariamente mi vida esta echa para darla a los demás. Como una monja pero sin hábito. En ese sentido, sí diré que no me he atrevido a meterme a ninguna ONG pero creo que por ahí encontraría un buen sentido a mi vida... a veces no quiero pensar en mí.

¿Por qué no sale a cuenta ser tan buena? porque al final nadie quere estar contigo por no hacerte daño. Te ven tan poco maliciosa que no atraes del todo. Y por mucho que intente alguna vez sacar ese lado "cañero", cuando sale solo consigo que los demás me echen en cara que les sorprendo (no agradablemente) con alguna reacción que no cuadra conmigo. Claro, al final alguno te dice "algo parecido he vivido". Caray! así que ese lado que no quieres volver a vivir (de tu ex, una bruja que te hizo pasar mal durante años) también lo tengo. Cinco minutos en los que despues de año y pico que te conocen ya es decisivo para asumir que todo se puede ir a la mierda porque tienes un caracter que te recuerda a algo pasado. Vaya, y yo que pensaba que era mejor no comparar cosas (ni historias ni personas). Y es que todos tenemos nuestro límite.

No, no estoy muy bien hoy día. Me he molestado (y con razón) con alguien ... y bueno, digamos que es algo que me ha salido del alma, y sinceramente no he podido reprimir que salieran mis miedos, dudas, enfado o llamese como quiera. Pero, si luego yo misma reconozco que "siento mi reacción" es porque no estoy acostumbrada a reaccionar mal, sino que hablo las cosas. Pero, una vez paso, dos igual... quietas...uf! pero a la quienientas una exploto. Y lo siento, otras personas me han dicho que dos no pasan, asi que tengo aguante... y quien lo quiera ver que lo vea y quien no, pues no. Pero me duele en el alma, tal vez estropear las cosas con mi actitud ("¿pero quieres verme sí o no?... ¿y no surgirá otro contratiempo, otra vez?"). Y tachame de desconfiada, pero no es para menos. No desconfiar de lo que me dicen, sino de la situación. Si vas varias veces a tocar la puerta de alguien y no te abre, supondrás que a la quinta vez no te va a abrir...pero ya te fastidia que encima te digan que va a haber alguien y cuando llegues no haya nadie...otra vez. No se, en algo así se resume mi malestar. Y que encima del otro lado te digan que le sorprende mi actitud, pues.... soy tonta, y me duele.

Quisiera estar en un mundo paralelo...quien sabe mi otro yo sea el mal personificado, tal vez entonces me deseen más.

7 comentarios:

Penélope dijo...

Pues mira, ser bueno no significa ser ignorante de lo que ocurre.
Ser bueno es bueno, y siempre lo será, por mucho que otros opinen otras cosas.
Y el que es bueno también se enfada, también revienta, también se cansa, y pasa por todo eso. Que no tiene nada que ver con ser bueno o no. Pero como dices, cada uno tiene un límite, oye!

Yo creo que más que buena o mala, eres persona, y las personas tenemos derecho a estar como sentimos en un momento dado. Todo el derecho!


Un besito


P

Tesa dijo...

Nena, si hay que elegir, mejor ser buena, siempre.
Lo de ser mala es más divertido ...también da más problemas al coco, de verdad.
Besitos
:)

anapedraza dijo...

¡Hooooola! Seguro que hoy estás mejor, yo te mando un abrazote caluroso.

Te pasa lo mismo que a todos los que conozco incluido yo. Hay algunas "salidas" de algunos y algunas que más le valía morderse la lengua o pensársela dos veces. Encima, eres tú quien te quedas hecho polvo y el otro tan contento porque se cree en la verdad.

En fin, que si tienes hueco para vivir en ese mundo paralelo hazme a mi también un hueco.

MIGUEL

Calvarian dijo...

Sé como eres.Si eres buena, sé buena, lo otro sería engañarte a ti misma y al resto. Pura fachada. Pero buena...no gilipollas eh????.

Besix, y aclara lo de la puerta esa a la que llamas.

Olivia dijo...

Calvarian: Oh, yes! lo de la puerta, bueno eso creo que la colé allí sin mucho sentido, jajaja. Pero quería decir que si uno quiere quedar con alguien, y siempre pasa algo y te dicen que "no puedo por esto, no puedo por aquello" es casi un acto de fé creer verdaderamente que no puede por los motivos que te da. Y si los crees, fenomenal, pero si encima te da por quejarte porque oye, uno tiene su paciencia (y no santa) fastidia que encima parezcas la que no entiende las cosas. No se... una cosa es confiar, y otra aguantar al infinito.

mente_peregrina dijo...

Ser buena todo el tiempo, definitivamente, no trae beneficio alguno; es que en esta vida tienes que aprender a defenderte y no dejarte "caribear" por gente más astuta que tú. Eso es algo que he tenido que aprender después de tantos maltratos. Ahora soy una chica buena-mala. ¿y tú?

Murphy White dijo...

Soy de las ingenuas que aún pienso que ser bueno tiene su recompensa... Ánimo!