lunes, 15 de diciembre de 2008

PLATOS ROTOS...

Como una barquita que no encuentra su puerto... con el corazón hecho añicos... como la noria que sube y baja. Y el vértigo que da. Porque yo no aguanto ni un tiovivo.

Detesto seguir con esta mirada triste. Que no miente. La sonrisa que pinta mi cara no engaña a mucha gente.

Hoy he roto un lazo con una realidad virtual. El cordón umbilical a una realidad sesgada, privada, mutilada. Solo para estar bien yo y nadie mas que yo. ¿Hasta cuando? no sé...nunca me negué a nada. En realidad hasta que deje de leer "no se que decirte", "no se como dirigirme a tí"... o frases por el estilo, eso no me dice nada y me dice mucho aunque luego intente adornar las cosas, con probablemente sincera preocupación. Hoy me niego a seguir sufriendo por nada. Valgo mas que eso.

Y duele...joder...cómo duele.

"Por fin le he dicho... no me escibas, no lo hagas por favor..."

7 comentarios:

ALMAGRISS dijo...

Bien hecho... ojalá yo fuese igual de valiente...

C. C. dijo...

Olé tus ovarios, así se hace, hay que cortar con las cosas que nos arrastrar por un mal camino.

Besitos

Debster dijo...

Ánimo!! :D

Murphy White dijo...

Bien por ti ;-)

Tesa dijo...

...tiritas pa este corazón partío


crulfunc, es la palabra a verificar
¿tú te crees? parece lenguaje Gnomo

:)

Olivia dijo...

Jajaja..pues sí Tesa.

Penélope dijo...

SAbes, lo más difícil es decidirse a decir "ya basta". Una vez que lo has dicho, no hay remedio.
Pero ese es un gran paso, del que pueda que te arrepientas o no, pero gan paso es. Creo que estoy orgullosa de ti.
Yo también he muerto...
Algo había que hacer, no?


Un abrazo, Olivia


P