lunes, 20 de octubre de 2008

SONRIENDO....

Después de la tempestad llega la calma.
Parece que algo así me ha pasado. Exprimí las últimas gotas que (me) quedaban, y tal como me dijo Tony he sonreído.

Todo es cuestión de actitud, definitivamente. Si uno esta de mala leche cualquier cosa te irritará y cabreará. Si estas lo que se dice, normal, estarás propenso a cualquier cosa... o a nada en especial. Si estas contento, hasta un día gris te parece bonito... o como me he dicho hoy a mi misma "Es lunes, ¡bien! ¡queda un día menos para el viernes!", jajaja. Y me he reído sola. Y no, no tengo planes este finde, no se como se presenta. Pero yo me siento feliz. Así que aprovecharé estos momentos de auto-felicidad para pintar mi día de colores. Quien sabe me surte efecto mi frase colgada en mi corcho "Soy la autora de mi felicidad". Y hablo no de grandes hazañas, ni retos demasiado grandiosos... sino de las cosas pequeñas del día a día. Y lo grande, esta por venir. Algo grande y bueno, of course. ¿El qué? pues como tengo tantos deseos, y me dicen que no sea por no desear pues yo lanzo mis deseos al aire. Alguno caerá y se hará realidad. Jeje.
Por ahora me vale con no perder el buen humor y la sonrisa (que a todo esto, esta surtiendo efecto esto de llevar aparatos en los dientes...en realidad solo es por corregir la parte inferior, la cual se ve mucho mejor cada día...eah, algo mas por lo cual alegrarme, ja!).

"Ayer me zampé una pizza yo solita, de estas de hacer en casa...ah... ¡que maravilla!"

6 comentarios:

hawkeye dijo...

como bien dices, siempre hay que buscar el lado positivo de las cosas, se vive mucho mejor... aunque en ocasiones cuesta una infinidad encontrar esa parte positiva... Estaba buena la pizza ;)? besos

C. C. dijo...

Da gusto verte así de contenta y feliz, espero que sea contagioso ;-)

Un besazo!

Tesa dijo...

Se veía venir... niña comepizzas, que pronto recuperarías la sonrisa, vamos que yo ya te la había visto estos días ahí... entre queja y queja.
:)

Penélope dijo...

Cúanto me alegro de tus sonrisas!
En realidad todo está dentro de nosotros y de cómo afrontamos las cosas.
Yo siempre he sido muy optimista, la verdad, y además sin problemas para adaptarme a todo, sin embargo llevo una racha tremenda...
Y es que también pienso que no hay que forzar nada, hay que dejarlo que pase a su ritmo y sé que se irá en su momento.

Oye, qué alegría verte alegre!
Ojala te dure toda la vida :D

Un besito

P

ALMAGRISS dijo...

Hazte una foto rápidamente... y cuélgala en la puerta del frigo... cuando venga algún día malo que otro y necesites chocolate para la depre... verás esa maravillosa sonrisa que ahora exhibes en la puerta de la nevera... 1. no comerás el chocolate (tus caderas te lo agradecerán, jejeje). 2. sonreirás de nuevo ;-)
Un besazo

L o L i T a dijo...

Hola! :) Gracias por pasar por mi blog, que sepas que eres superbienvenida siempre que quieras, ya que estoy...me quedo un ratito por aqui y te leo!

Un besote ;)