martes, 27 de abril de 2010

EN OFF....

Llevo una temporadilla bastante tranquila emocionalmente hablando. No hay nadie comprometido a mi vida ahora mismo, ni yo con nadie. Esto te da una libertad absoluta. En ese sentido admito que me encanta no esperar llamadas por la noche, ni tener que hacerlas. Bueno, se que esas se hacen con gusto y agrado más que por "obligación", .... que eso de "fichar" como quien dice, no mola. Pero bueno, que aunque no tenga labios qué besar, ni abrazos que dar, ni calor que me den (y dar) estoy de puta madre así ahora mismo. Ja! Es más, el echo de no confundir deseo con necesidad (ahora mismo no recuerdo quién me dejó un comentario con esta frase, ¡bazinga!- ¡zas en toda la boca!- anda que me dejó pensando al respecto) es algo que me ha hecho reflexionar sobre eso mismo. ¿Deseo de qué o quien?, ¿Necesidad de qué o quién?.

Es cierto que tuve cierto cacao mental (o físico, más bien) pensando en mis pececitos de colores. Y no es que me haya dado mucho dolor de cabeza, sino que no estoy acostumbrada a ciertas cosas. Ni estoy acostumbrada a que me gusten dos personas a la vez, diferentes pero que me atraen cada uno a su manera. Y no es que haya estado a dos bandas, no, hablo de que conocía a dos personas que me gustaban (y gustan). Punto. Tampoco estoy acostumbrada a no pensar si un beso significa lo que significa, o significa algo más (normalemente pensaba lo segundo). Lo primero ya lo he aprendido (y disfrutado con uno de los pececitos), como también a no pensar mas allá si pasas una noche con alguien que te gusta y atrae (que así fue en su momento con ese pecicito en cuestión). Y que, lejos de sentimientos... (bueno, yo estaba muy a gusto, no lo voy a negar, pero no se le puede pedir peras al olmo), hay respeto y que la vida sigue. Como gira una rueda, pues igual, lo pasado, pasado está. Puedes volver a ver a dicha persona, tomarte un café, reírte y no pensar que vas a terminar en la cama, aunque te siga atrayendo. De echo, me gustó mucho cuando sucedió eso, hablar, reír, y no pensar en nada más (porque no lo hubo más). Empate uno a uno, él también seguramente está tranquilo y felíz con esta amistad, de "nos vemos otro día"... cuando sea.

Pero también me pasa algo completamente diferente con el otro amigo... con el que no hay mas que largas conversaciones, comidas, cenas y risas. Me encuentro muy a gusto en su compañía, y no es que no haya pensado en lanzarme a su yugular, ¿por qué no? me gusta, nos llevamos bien y seguramente no le importe pasar esa barrera. Pero.... no sé.... en este tiempo que nos estamos conociendo, creo que nos hemos vuelto buenos amigos. Y sí, siento algo especial por él, pero no sé exactamente qué es... Y si pensais ¿él no lo hace? (pasar esa barrera), pues no, lo cual no se si es significativo, a sabiendas que sí hubo un beso regalado por mi parte (curiosamente no nos sentimos incómodos, ni lo comentamos después... todo siguió normal, como si no hubiera pasado nada... o sí, bueno sí, solo hemos ido conociendonos más, sin más contactos parecidos, jeje). Por supuesto que no le he contado que me ha gustado otra persona en este tiempo, o que no hace mucho pasó algo con esa otra persona... ergo... ¿me importa?. En realidad, si lo hiciera no creo que cambiarían las cosas, creo que él seguiría ahí. En todo caso, sí me doy cuenta que no esta siendo un amigo cualquiera por lo que estoy diciendo. Y no, no hay prisa para descubrir aún nada más. Siempre puede cambiar el rumbo de las cosas... de echo, me gusta no tener el corazón en un puño, ni estar pendiente de alguien, porque (curiosamente) se que está ahí. ¿Raro, o a Olivia se le ha soltado un tornillo? jajaja.

9 comentarios:

Winnie0 dijo...

Cómo me has metido en tu vida con los pececitos de colores...No me dejes en ascuas...Me encanta como nos lo cuentas.... Un besote

Completamente Gilipollas dijo...

Si necesita algunos labios que besar le dejo los míos.
Recuerde devolvérmelos cuando acabe.
Siempre suyo
Un completo gilipollas

anapedraza dijo...

¡Hola Olivia!

Si paso a visitarte es por dos cosas:

a) Porque me gusta como escribes, y creo que eres buena persona.

b) Porque no consigo entender lo líos que te haces con el amor, la amistad, y lo demás, JAAAAAA!!!, y me dejas siempre espectante (¡ay malandrina, ahora caigo que lo haces a propósito!).

Bien, si estás tranquila como estás pues ya está, pero yo te digo que una cosa es amistad y otra ser amigo y esperar que a lo mejor pase algo, en esos casos (a lo mejor es que los españoles somos demasiado lanzados) es tirarse a la yugular y punto, ¿que es eso de ser buenos amigos?, ¡ÑAKA! ¡dale un mordisco mujer!, ¿a qué esperas?

¡Un besazo!

Miguel

Olivia dijo...

WINNIE: Mira que no pensaba contar demasiado sobre mi por aquí y al final...jejeje. Un besote guapa!

COMPLETAMENTE GILIPOLLAS: Lo tendré en cuenta, ;-), jejeje.

MIGUEL: Gracias guapo, mira que no consigo entrar en tu página desde hace varios días, cuando lo intento se me queda colgado el pc...no se si es problema del pc...? y sobre tus visitas, jejeje...ay, me encanta que me visites. Y bueno, te digo yo, estos pececitos son muy, pero que muy ibéricos, jajaja. A ver pues, ya veremos pa donde van mis feelings.

Besos!

anapedraza dijo...

¡Hola mocetona!

¿Ibéricos?, pues chica, estás tardando, ÑAKA, ÑAKA, ÑAKA, lo único malo de los ibéricos es que son tontos, te lo dice el Rey de los tontos.

La historia no es real, o si ha pasado yo lo desconozco, JAAA!! una tontá que se ma ocurrido.

No podías entrar porque el servio de iEspaña es una castaña pilonga.

¡Un beso!

Miguel

P.D. No me hagas caso, soy muy bestia.

Lala dijo...

Ayyy...ese estatus de tranquilidad interior no tiene precio!!!
Cuántas veces la habremos deseado!
Disfrútala, ahora que puedes, ya que así es más fácil dejar que las cosas fluyan por si mismas, y nos ahorramos las desesperaciones y comidas de tarro, jajaja!


Un besito, guapa


Lala

carlosmxax dijo...

como decia mi abuelo...

"despacio por las piedras"

saludos!

Santa dijo...

Las cosas caen por su propio peso...
Si no caen, es que la fruta no está madura.
Ten cuidado si incas el diente a la fruta verde, no sabe a nada...

Bs

Calvarian dijo...

A veces sentimos esas necesidades humanas por otra parte. Deseo, cariño, roce, caricias...Pero la verdad...quizá se esté mejor sin estar pendiente de nada ni nadie, cual anacoreta en Anatolia central, viendo la vida pasar.
Pero como personas...pues las cosas pasan. Paciencia y a pescar pececillos si se tercia jajajaja

Bésix