lunes, 19 de abril de 2010

El ENANO GRUÑÓN...

Vs. Oso Amoroso.

Esta claro que a todos nos gusta alguien cariñoso, alegre, y que esté de buen humor. Uno esta a gusto con una persona a sí. ¿Pero que pasa si tu oso amoroso de pronto se convierte en enano gruñón?

Esto me lo dijo una amiga. "Me ha salido el enano gruñón -el que llevamos todos dentro-... y no me gusta nada". Entiendase que en su caso es que de pronto se ve "corrigiendo", y diciendo a su chico lo que "debería" hacer, y cómo hacerlo. Obvio mi querido enano gruñón, al final la respuesta termina siendo la temida... si das amor, recibes amor (teoricamente hablando, también en la práctica, se supone) y das gruñidos, recibes gruñidos. Como diría Earl, "Es el karma".

Eso es como cuando hablas a alguien a voz en cuello, ¿no os da por contestarle gritando?. O como cuando alguien te habla bajito, no sabes por qué pero respondes con un hilo de voz.

Sí, y por supuesto eso de querer "cambiar" hábitos...ains... no que cuando te gusta alguien te gusta tal-y-como-es? pero no, al final lo que te hace gracia, seguro que pasado un tiempo, te hace menos gracia. Y se lo dices. Pero bueno, siempre hay formas y formas, y modos de llegar a un entendimiento.

Lo que me quedó claro, es que nosotros mismo podemos hacer cosas que no pretendíamos "¿querer cambiar yo a alguien? qué dices...". Toma praxis. Al final, "¿por qué no haces esto así? ¿por qué haces eso asá?... haz esto así, haz esto asá"... dejále que haga las cosas como le parece, si el fin no es malo.

Al final, creo que queremos sin duda a un oso amoroso... que no nos corrija a cada paso lo que hacemos, o dejamos de hacer. Como me dijo un amigo "las mujeres mandan...-lo cual significa que no queremos discutir". Jajaja.

8 comentarios:

Winnie0 dijo...

Creo que es muy difícil intentar cambiar a alguien...¡es más bien complicado!
Mi enanito gruñón sale de vez en cuando...pero cada vez menos. Un beso Oli

Lala dijo...

Cambiar a alguien...mmm...
Bueno, uno puede intentar convencer a alguien de que ser gruñón siempre no es buena actitud, por ejemplo, porque no da resultados positivos.
De todos modos, todos necesitamos sacar lo que llevamos dentro en el modo que sea. Quién no gruñe de vez en cuando?
Eso sí, es mucho más gratificante ser y que sean amorosos!
:D


Un besito


Lala

C. C. dijo...

No se debe intentar cambiar a nadie, los que lo hacen se encuentran dos resultados: anulan a la persona que tienen a su lado o hay pelea continua.
Lo único que se puede hacer es adaptarse y llegar al entendimiento y acuerdo. Joer, parece que estoy escribiendo una ley/loquesea jajajaja

Calvarian dijo...

A veces por dar la razón, consentir, intentar no discutir y demás cesiones, pasa lo que pasa. Un desastre. Cada uno es como es y si soy un zarrapastroso...a mucha honra
Bésix

carlosmxax dijo...

jejej cambiarlo imposible
en mi caso a mi "enana gruñona" cuando sale, la dejo ser, no hago hago del ojo por ojo, para que si termina en una bola de nieve
el amor puede mucho...
igual situacion en mi, cuando sale "mi" enano gruñon, prefiero salir, pasear, se desaparece solo..
saludos!

Completamente Gilipollas dijo...

Yo no tengo un enano gruñón dentro... solo un gilipollas gruñón...

Siempre suyo
Un completo gilipollas

Maruri dijo...

Se puede ser cuan gruñon quieras, pero es luchar conta corriente, al final uno es como es y cambía solo si él quiere.

Asi que es triste llevarse varios trabajos.....

Es muy habitual ver la aguja en ojo ajeno y no la paja en propio..

Tesa dijo...

Ay... cada día me doy más cuenta de lo bien que se está sola.