martes, 18 de noviembre de 2008

MI BICI...

Tengo mono de salir en bici.
Sí, tengo una y hace mucho que no la cojo. Un año tal vez. Y es que fue cuando empezó el verano cuando me mudé y en el piso donde estoy no hay sitio para ella. Mi idea feliz de ir y volver al trabajo con ella se me esfumaron cuando caí en la cuenta de que no teníamos ascensor. Sí bueno, dos pisos no son mucho, pero todos los días...fiu! no se yo. Antes donde mis padres viviendo en un sexto no había problemas, me metía en el ascensor con ella y hala, arreando (ya, ya... seguro que mas de uno dirá que dos pisos no son nada). Incluso alguna vecina tiquis miquis me llegó a decir que no debía subir en ascensor con la bici porque ensuciaba el espejo. Como mi memoria es muy selectiva y quito mucho hierro a los malos encuentros, creo que lo mas que recuerdo es que le llegué a decir algo como "¿y pretende que la baje y suba por las escaleras?", vamos ya! si tenía mucho cuidado en no "ensuciar" nada!
En fin, en todo caso la he echado de menos este verano. No me dí tiempo a salir con ella, y ahora con el frío que hace menos ganas me da (a pesar del mono a bici). Tengo que darle aire y un pequeño repasito ya que del no uso se envejece. Aunque la tengo lo mejor que puedo, le echo un ojito siempre que voy donde mis padres. Pero claro, con un ojo na mas poco se mueve. Si tuviera mas sitio en el piso a lo mejor... pero tampoco puedo por que no tenemos terraza, en su lugar hay una maravillosa mesa de madera y mimbre, muy cuca, alrededor de ella tenemos una pequeña selva. Supongo que los dueños decidieron ampliar así el salón, añadiendo un espacio un tanto íntimo si se puede decir así. Sí, un precioso espacio natural que no permite nada más.

"Pensando en ella..."

6 comentarios:

Tesa dijo...

Eso de que montar en bici nunca se olvida no es cierto.
Yo probé el año pasado después de treinta años y no sabía dar las curvas.
:S

ALMAGRISS dijo...

Jeje, tu historia me ha recordado la última vez que le eché un ojo a la mía (está donde mis padres también) mi padre llevaba 8 años pidiéndome que me la llevase y cuando por fin me decido... la goma estaba podrida y el metal oxidado... ya no tengo bici...snif

C. C. dijo...

Pues yo la bajo de un cuarto piso sin ascensor...entre semana ahora en invierno no la cojo porque llego tarde y se hace de noche pronto. Pero los findes sigo cogiéndola, eso sí hace un frioooo. Tengo que comprarme ropa más adecuada para la bici. La verdad que me encanta mi bici y montar...casi como en verano azul jajajaj

Un besazoo

Olivia dijo...

Tesa: guapa...es que después de treinta años...vamos, que aprendiste de niña y lo dejaste?

Almagris: No me digas eso maja! por favor! no quiero que se le pudra nada a la pobre!!!

C.C: Fijate, sabía que dirías algo así de lo de bajarla desde un cuarto piso, jeje. Si es que, tu tienes brazacos y yo no!!!! :-D Definitivamente la mejor epoca para salir es en veranito.

Ramón de Mielina dijo...

tengo mono de bici por el muelle los días de sol. o por hamburgo. o por berlín. por cualquier sitio menos por madrid. por aquello de no jugarme la vida... :-)

Penélope dijo...

Y tampoco puedes dejarla en el portal?
Es una pena que no puedas tenerla a mano, y es que a veces por la pareza de sacar
las cosas de lugares que no están a mano, no se usan!
Te he visto con la bici. En un álbum hace tiempo. Ya sabía que te gustaba. Y también sabía que ibas con ella al trabajo.
A ver si consigues tenerla, es un buen ejercicio, muy sano ;)
(debería tomar ejemplo, pero creo que no tengo remedio...)

Un besito

P