martes, 23 de febrero de 2010

HOMBRE PRECAVIDO....

...vale por dos.

No se si os sabeis ese chiste. De uno que quiere pasar un puente colgante, y para que el puente no ceda por el peso (a saber como estaría el hombrecillo ese) se quita el macuto y la ropa de encima, casi en bolas que se queda, y pasa el puente...bueno...se queda a medias porque el puente se rompe y se cae. Entonces viene la frase esa... "hombre precavido, vale por dos", ja-ja-ja... "por dos" (vamos, que pesa el doble....ains...). No soy buena contando chistes, jaja.

El finde pasado tuve sesión de cumple, eran varios amigos los que lo celebraban. Toma zablada para el bolsillo... pero con cariño. Queríamos darles sus regalitos. Aunque claro, una cosa es el cumple de uno, o dos en conjunto, pero de cuatro...ya son palabras mayores. La cuestión es que lo celebramos, en plan campestre. Genial, la verdad que muy bien.

El único incidente que hubo fue que (y de ahí lo del "hombre precavido...") antes de llegar al lugar, el coche en el que ibamos se quedó atascado...vamos, que nos quedamos en un barrizal. Ni pa lante ni pa tras. Fue un momento entre "no puede estar pasando esto" y "a quien mato por tamaña estupidez...". Yo iba de bulto, así que solo me dediqué a dar animos y a ayudar en lo que podía. Pero quien llevaba el coche, era el hombretón, el novio de una de mis amigas. Claro, quiso ser prudente y no pasar por un cacho de charco que se había formado que más parecía un lago que un charco. Pero peor fue el remedio que la enfermedad. Menos mal, que aparecieron dos almas gentiles, un par de rumanos. Hablaban un español mal hablado, pero no dudaron en detenerse cuando nos vieron (tres féminas intentando mover un coche...). No tardaron mucho en quitar barro, incluso otros amigos que vinieron con pala incluída, jeje... uno de estos hombretones practicamente movió el coche con su fuerza bruta (empujón que le dió). Oye, que barbaridad! Asi que en agradecimiento, no pudimos mas que invitarles a la celebración...bueno...a tomar algo, y muy majos ellos, "cerveza no, un té". Flipaos que nos quedamos. Tanto por su amabilidad, como por su delicadeza. Y eso que de delicados no parecían un pelo, hombres currantes. Pero muy amables.

Y la fiesta continuó. :-)

7 comentarios:

Winnie0 dijo...

Hay gente BUENA en esta vida....Eso es lo que le dá sentido...Besotes Oli

Lala dijo...

Jajajaja, ha sido como la escena de una peli, de verdad, jajajaja!
Tres féminas empujando?
XD
Menos mal que llegó ayudita!

:D


Un beso

Lala

S. dijo...

Ainnnsss a mi me pasa eso y me da un patatús jajajja
Me quedé una vez embarrá con el coche y no quiero ni acordarme!

ROSIO JUNIOR dijo...

La amabilidad, la educación y el gesto de ayudar es universal.
Un beso Olivia

Bellaluna dijo...

Lindo... y me gustan -mucho!- tus zapatos. Besote!

X dijo...

Todavía queda gente buena por el mundo. Sé de más de uno que habría preferido no recibir la ayuda por el simple hecho de ser rumanos... buena lección. :-)

Olivia dijo...

WINNIE: Bien dicho, ;-)

LALA: Jejeje...pues si guapa, las tres empujando el coche, y por supuesto no lo movíamos ni un centímetro, jajaja.

S.: Pues la que lo pasó bastante mal fue la dueña del coche, incluída ducha de barro (a mi no, menos mal!), después ya mejor.

ROCIO JUNIOR: Comprobado, da igual de donde seamos, siempre hay alguien gentil, :-)

BELLALUNA: Hola guapa! ains...pues gracias...ya va tocando poner otra fotillo con otros modelos, :-)

X: Hay de todo, pero no recibir ayuda cuando se necesita realmente es de tontos. Besitos!