jueves, 25 de agosto de 2011

Hoy...

La mente nos puede hacer a su antojo muchas cosas.


Suena raro pero es verdad. Tan bien que nos encontramos si de pronto pensamos que estamos bien, como que mal si pensamos (y sentimos) que nos va mal. No digo que hechos externos ayuden (obvio...mas que obvio) a esto. Pero seguro que muchos de nosotros sin tener motivos aparentes, estan sumidos en un agujero negro sin mas.


Contar como he estado estas ultimas semanas me tomaría un buen rato. Pero deciros que ha sido como estar en una noria lo resumiría bien. Decir que mi cuerpo y mi mente iban cada uno a su bola tambien es mucho decir, pero cuando uno se encuentra así... creo que el puro instinto (de supervivvencia? que tambien sería mucho decir) hace que busquemos ayuda. Si nuestro entorno más cercano esta y sigue, y el menos tambien...y aún así ves mas oscuridad que claridad, entonces recures a alguien capacitado para ayudarte (que al final se resume en ayudarse uno mismo).


"Es como una gripe"... eso me ha dicho mi padre, y algunas otras personas. Sí, una gripe del psique, me suena chungo hasta a mí. Pero bueno, como dicen, a veces guardamos muchas cosas que no vemos o no queremos ver, y en algún momento salen (tal vez no en el mejor momento) cuando menos te lo esperas. Y cuando eso sucede, puede que no deje de ser una "bendición". Mejor ahora que más tarde.


Hoy, despues de varios días me he sentido un poco mejor con todo. Y aunque todo sigue igual, por dentro (espero y quiero) veo algo de luz en mí.


Besos y abrazos!

5 comentarios:

Ana dijo...

Me alegro que hoy te encuentres mejor.

Ánimo guapa!!!!

Un besazo!

Winnie0 dijo...

ANIMO y para arriba Oli...Todo pasa!! un beso

Anónimo dijo...

Pues que esa luz que ves en tu interior brille cada vez con más fuerza...y no se apague nunca. Besos
Tanis

C. C. dijo...

Espero que se haya pasado del todo esa oscura y griposa sensación, con toda la luz que tú llevas!! Besos!

Miguel dijo...

Siempre hay luz al final del tunel...del tuyo también , puedes estas segura. Lo que cuentas nos ha ocurrido a todos ( al menos a mi ) alguna vez, y de repente, un dia, desaparece, se va como vino.
Animo y un abrazo Olivia.