domingo, 10 de julio de 2011

Un descanso

Esta semana ha sido un sube y baja... una noria, montaña rusa o taquicárdica.

Sí, despues de una semana recién me encuentro medio normal. Aunque ... digamos que estoy en "terapia", no profesional, pero sí con ayuda de amigos, familia y mucha paciencia de mi pez.

Mi pez... alguien a quien quiero pero por cosas mías alejé mentalmente, terminé mentalmente, me agoté mentalmente... y nada... ayer por fin pude sentir con él, aquello que temía que se me estaba desvaneciendo. Aún así necesito tomarme un tiempo, de dedicarme a mí misma, a recuperarme a mi misma.

Despues de darme cuenta que hago en muchos aspectos de mi vida una huída, he podido ver que no todo puede dejarse para despues, ni no afrontar las dificultades de la vida. Por mas triviales o poco importantes que parezcan.

Ni tampoco ahogarnos en un vaso de agua cuando con tu pareja suceden esas cosas normales que en principio no es para dejarlo a la primera de cambio... nosé... supongo que si llevara diez años y el cansancio y aburrimiento, la desidia, o lo que sea quemara nuestro amor... pero cuando todo sale de tu cabeza no es sano.

Dominar tus pensamientos, hacer de lo negativo lo positivo... en ello estoy. Así que me voy unos días lejos, para encontrarme y relajarme y no dejar de lado aquello que siento que quiero. Todo lo que me hace feliz.

Besitos!

3 comentarios:

Winnie0 dijo...

CALMA Oli. Tómate tu tiempo y yo quiero que busques ser feliz.Un beso

Calvarian dijo...

Creo que no puedo aconsejarte siendo el procrastinador. Calma y a relajarse y disfrutar de lo que se pueda
Saludos

Miguel Ángel de Móstoles dijo...

Está bien tomarse un tiempo para pensar.

¡Ánimo!